¿Ahora qué hago?

      1 comentario en ¿Ahora qué hago?

Resuelta la problemática de a que hora vamos a comer, vamos a intentar pensar en cómo evitemos que nos hagan la pregunta de ¿Ahora qué hago?

En nuestra historia, hemos visto como nuestros hijos se los arreglan para mantenerse ocupados entreteniéndose en lo que sea, pero hasta que les digo «anda a jugar» y toda su capacidad de imaginación se esfuma.

Lo primero que intentamos fue entregarle la lista de tareas y responsabilidades que tenían que hacer. Fue una conversación seria y todos estuvimos de acuerdo, resultado: un fiasco.

¿Qué pasó?

Los niños son como cualquier persona, si se concentran en algo, se les olvida todo lo demás. Es normal que se nos pase la hora si estamos viendo tele, jugando videojuegos o leyendo. Nos concentramos y el mundo exterior deja de existir, ¡puf!, se va.

Un ejemplo de pasarse de largo fue que el menor hizo sus guías del colegio en una mañana. Podría sonar como algo bueno, lo malo es que al hacerlo tan rápido no alcanza a retener todo lo aprendido, pero si lo suficiente como para decirme «papá, esa guía ya la hice» cuando se la paso de nuevo, esto implica buscar más material y no poder estar tranquilo en el trabajo desde casa. Además, el aprendizaje debe respetar su ritmo y dándose el tiempo necesario.

La solución no puede ser darle mucho ni muy poco, es el mismo efecto de los dulces en las fiestas, los perciben como muchos o pocos (¡siempre!)

TL;TR: Poco desafiante: agobio. Muy desafiante: agobio.

https://www.prevencionintegral.com/comunidad/blog/psicoprevencioncom/2017/10/23/distres-estres-eustres-breve-aproximacion-teorica

Todas las actividades que queremos que hagan solos deberían haberlas hecho con nosotros o sus profesores previamente, esto evita el estrés de no saber qué hacer. Por otro lado, debemos buscar desafíos a la altura de sus capacidades para que se sientan desafiados. Como resolver eso es un problema en sí mismo, quedará fuera y nos enfocaremos en el realizar la lista de cosas a realizar.

¿Qué hacemos?

Cuando mi hijo era pequeño hicimos un experimento pone cuando volvía del colegio y que quedó guardado en este link.

Usando los conceptos clave

  • Objetivo o meta clara
  • Decisión de arrastre
  • Foco

Hicimos esta herramienta con perritos de la ropa.

La idea es que sus actividades quedan en un perrito y a medida que las realizan los perritos se van volteando.

Cada uno de los perritos va en el bloque donde se debe realizar la actividad, esto para que sepan cuándo deben hacerla y cuanto tiempo cuentan para ello. Se logra que sepan cuándo hacer algo y qué hacer.

Cada mañana se reinicia el horario poniendo visible nuevamente las tareas para todos. La idea que sea visible es que entre todos nos apoyemos cuando algo no se está logrando y no quedarse entrampado.

Al juntar con el horario que habíamos hecho antes, quedó así.

Nota: Probablemente les pase lo mismo que a nosotros, por mucho que tenían claro cuando hacer algo, se les pasaba la hora ¿Necesitaremos un timer?

1 pensamiento sobre “¿Ahora qué hago?

  1. Pingback: Tratemos a las personas como a las impresoras – De lo cotidiano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *